Un informe de ATA revela cómo la pandemia afectó gravemente a las autónomas y frenó su crecimiento de los últimos años. Pese a ello, más del 32% de los emprendedores en la Unión Europea son mujeres.

Aunque todavía queda mucho camino por recorrer, emprender se está convirtiendo en una salida cada vez más común entre las mujeres. Los últimos datos de Eurostat que recoge la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) revelan como más del 32% del emprendimiento en la Unión Europea es femenino. Una cifra que cobra, si cabe, un mayor sentido en estos momentos en los que el colectivo de mujeres autónomas en España se ha visto gravemente afectado por la pandemia.

Con motivo del Día Internacional de la Mujer, celebrado este lunes 8 de marzo, la Federación ha elaborado un informe en el que analiza el papel de la mujer emprendedora durante la emergencia sanitaria. En el documento destaca la especial importancia de las emprendedoras a nivel europeo, que alcanza el 32,3%. Según ATA, este porcentaje sería superior si Eurostat tuviese en cuenta a los autónomos familiares, que en muchos casos son mujeres. En estos casos, el dato superaría el 35%.

Asimismo, la Federación compara el emprendimiento femenino en España versus el de Europa y concluyen en que los datos son ligeramente más halagüeños: las mujeres representan el 33,6% del total de autónomos en nuestro país, frente al 32,3% que representan de media en Europa. El emprendimiento femenino en España también es superior al de otro países como Italia que cuenta con un 30%, Dinamarca un 28,6% o Grecia con un 32%.  Por el contrario, hay países europeos donde esta figura tiene más peso: Letonia un 40,7%, Lituania un 39,2% o Portugal con un 35,8%.

De 2010 a 2020 las mujeres encabezaron el emprendimiento en España

Otro de los aspectos que destaca la Federación en su estudio es cómo en la última década las mujeres encabezaron el emprendimiento en España. Así de 2010 a 2020 las mujeres autónomas sumaron un total de 120.616 afiliados,  frente a los 48.446 que eran varones. Es decir, el 71,3% de las nuevas altas en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) eran trabajadoras por cuenta propia. El crecimiento del emprendimiento femenino en los últimos diez años fue del 11,5% frente al 2,4% que registraron los hombres.

Sin embargo, el 2020 frenó seco el crecimiento del número de mujeres autónomas. El ejercicio pasado fue catastrófico para el colectivo de profesionales por cuenta propia en general y más especialmente para las de autónomas. Prueba de ello es que se paró tendencia mostrada en la última década y el crecimiento del RETA en 2020 fue masculino. En concreto, aumentó el en 4.046 el número de varones que se hicieron autónomos, mientras que se perdieron 1.993 afiliadas.

“No cabe duda de que 2020 ha sido un año horrible para los autónomos. Una situación que ha incidido de forma especial en las mujeres, rompiendo con la tendencia de los últimos años. Si bien siempre han sido las mujeres las que han empujado fuertemente del crecimiento del RETA, este 2020 no pudieron aguantar a los parones y, a pesar de la prestación por cese de actividad, tuvieron cerrar sus actividades” explicó la responsable del área de Mujer de ATA, Candela Carrera.

Evolución del emprendimiento femenino por CCAA

Según el documento, la pérdida de autónomas a lo largo de 2020 no fue igual en todas las comunidades autónomas. A pesar de la pérdida, casi generalizada, del colectivo en todos los territorios, seis comunidades autónomas lograron sumar nuevas emprendedoras: Andalucía con 2.953 emprendedoras y Murcia con 482 autónomas más. En positivo también cerró la Comunidad Valenciana y Castilla La Mancha, que registraron un crecimiento de 251 y 74 nuevas autónomas respectivamente. De igual forma, las Islas Baleares consiguieron 31 nuevas cotizantes y Navarra logró cerró 2020 con dos autónomas más.

En el resto de comunidades perdió mujeres autónomas. Las mayores caídas se registraron en Aragón y La Rioja, que sufrieron a lo largo del 2020 un descenso del 2% de sus cotizantes autónomas.

Sectores con gran presencia femenina

En cuanto a los sectores de actividad, ATA analizó en su estudio aquellos en los que hay una notable presencia femenina. Así, las autónomas son más numerosas que los hombres en los sectores del comercio (25,5% mujeres, 19,1% varones), hostelería (9,6% mujeres, 7,9% varones), actividades profesionales, científicas y técnicas (10,9% féminas, 7,7% varones) y actividades sanitarias (6,6% mujeres, 2,3% varones). De hecho, un ejemplo más específico de estos datos es que en España siete de cada diez farmacéuticos colegiados son mujeres. Según datos de la Organización Farmacéutica Colegial hay 53.892 mujeres profesionales sanitarias del sector.

Otros sectores con gran presencia femenina son las actividades administrativas (4,6% mujeres, 3,6% varones), educación (5,4% mujeres, 2,1% hombres), actividades financieras y de seguros (2,6% mujeres, 1,8% varones), y actividades inmobiliarias (1,6% mujeres, 1% varones).

En la otra de la moneda están aquellos dónde los autónomos son más numerosos porcentualmente, como la construcción, la agricultura; el transporte (10,8% de los varones y únicamente el 2% de las autónomas), industria (5 % del total de autónomos varones, 2,9% en el caso de las mujeres) e información y comunicación,

“Las mujeres autónomas se decantan por sectores como el comercio y la hostelería. Este informe muestra que son oficios mayoritariamente dirigidos por mujeres y precisamente dos de los sectores fundamentales en nuestra economía, creadores de empleo y generadores de riqueza”, apunta Candelaria Carrera. Que subraya que «las mujeres no se quedan en el cliché y también destacan en las actividades que ahora tienen un mayor empuje como son las científicas, profesionales y técnicas, en educación y servicios sanitarios. La participación de la mujer en el mercado laboral es esencial. Donde ellas emprenden, la economía crece y ese sector se refuerza” aseguró.

La mujer extranjera y emprendedora

El informe elaborado por ATA analiza el colectivo de autónomos extranjeros. Es un colectivo que va en continuo aumento en los últimos años, y son, a diciembre de 2020, 364.696 autónomos de fuera de nuestras fronteras cotizando al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA). De ellos, el 36,6% de son mujeres (frente al 35,8% en el conjunto del RETA), lo que en términos absolutos son 134.583 autónomas extranjeras y 230.113 varones.

Por comunidades autónomas, Extremadura es la comunidad que cuenta con mayor peso de las autónomas extranjeras sobre el total de autónomos extranjeros. Seguida de  Galicia (42,3%), Asturias (41,2%) y Castilla y León, donde las emprendedoras foráneas representan el 41% del total de autónomos extranjeros. En el extremo opuesto, se sitúan Navarra y País Vasco.

 

Tomado de : www.autonomosyemprendedor.es

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola ¿En que podemos ayudarte?